Abre esto si estás teniendo un mal día.

A todos nos ha pasado. A veces, por una razón u otra, nos dan ganas de brincarnos un día… o dos. Espero que estos trozos de Internet te traigan un poco de confort. Así que, tomate unos minutos y echa un vistazo a estos enlaces. Y recuerda, “esto también pasará”

Aprende cómo ser amigo de uno mismo:

Este video de 4 minutos vale la pena independientemente del día que estés teniendo. La persona con quien nos resulta más difícil ser comprensivos es, sorprendentemente, nosotros mismos. Mira esto y toma buena nota de su mensaje.

Escucha música:

Heroboard es un gran canal de música. Escucha algunas de sus listas mientras haces algo de respiración profunda o estiramientos leves para reducir la tensión. Esta es una lista de reproducción especial para relajarse.

Lee buenas noticias:

Las noticias pueden acabar por arruinar nuestro estado de ánimo. Si estás teniendo un día especialmente malo, te recomiendo que leas algunas buenas noticias. Esta página es un buen recordatorio de que en realidad hay cosas buenas en el mundo. ¿Quién sabe? incluso puedes llegar a sentirte inspirado.

Comienza un nuevo libro:

A veces un día pésimo sólo pide un buen libro en el cual nos podamos perder. Aquí una buena lista de sugerencias, con el sugerente título de “Libros que pueden salvarte la vida”.

Muévete:

No tienes que hacer un entrenamiento extremo (si no te apetece, claro). Puedes salir a caminar un rato o bailar a solas en tu cuarto. Se ha demostrado que el movimiento físico combate los sentimientos de ansiedad y frustración. Dale una oportunidad.

Espero sinceramente que disfrutes de estos enlaces y no te olvides de compartir esta página con quien creas que le pueda ser útil o interesante.

Confía en el tiempo, que suele dar dulces salidas a muchas amargas dificultades.
-Miguel de Cervantes